Opinión: Por menos de un euro al día, apadrina a un (otaku) pobre

Imagen: chan co@Danbooru (NSFW)

A colación de esta noticia (link), en la que Toshio Okada (cofundador de Gainax) habla sobre la piratería, me ha venido a la mente alguna que otra reflexión.

(La he dividido porque: tl;dr)

Sobre todo por lo relacionado con los compradores-no compradores, pues el señor tiene más razón que un santo. ¿Cuántas veces hemos sido testigos de la pomposidad de la gente a la hora de alardear de euros gastados en una afición? Yo más de una vez y cien, ya que aquellos que invierten mucho dinero en algo suelen presumir (o insinuar) de que por eso a ellos les gusta más que al resto. Razonamiento estúpido e infantil, por supuesto, ya que si su nivel económico les permite disfrutar de tantos lujos (porque sí, cualquier afición es un lujo si atendemos a la definición de la palabra) eso no determina, de forma equiparable, la pasión que pueden sentir por esa afición. Es fácil, si yo tengo 100 unidades de dinero y mis aficiones cuestan 5, no tiene el mismo “mérito” que el que parta con 10 unidades, por ejemplo. Todo depende de la perspectiva desde la que se mire, y que a nadie le quepa duda de que, si a todos nos sobrara el dinero, todos gastaríamos compulsivamente sin ton ni son.

Tras esto sería fácil concluir que soy más pobre y envidiosa que una rata, pero para hacer honor a la verdad debo decir que soy una persona que gasta bastante (o gastaba, pues durante los dos últimos años he estado ahorrando para poder viajar a Japón); pero eso no quita que me repatee la actitud de algunos y, sobre todo, la opinión popular japonesa, que nos ve como profanadores de todo lo que produzca su país.

Esta opinión popular dicta que los extranjeros, si tanto nos gusta el manga-anime, no deberíamos piratear porque eso constituye un insulto a la industria. Veamos varias opciones:

Comprar manga-anime en Japón

  1. El nivel económico de España no es comparable con el japonés, por lo que pagar 7.000 yenes (de media y sin contar envíos) por un Blu-ray que trae dos capítulos NO es una opción para alguien normal y decente.
  2. La barrera del idioma sigue ahí, y aunque algunos DVD/BD ya incluyen subtítulos en inglés no es algo muy extendido. Esto, como es lógico, tiende al infinito cuando hablamos de manga o novelas ligeras, pues para leerlas hace falta un nivel bastante decente (tirando a alto saotome) para poder entenderlas.
  3. Aranceles, intermediarios y prohibiciones. Aunque cada vez es más fácil comprar por Internet, muchas tiendas niponas excluyen a los extranjeros de sus listas de clientes, por lo que no se puede comprar en dichos establecimientos. Ergo, si quieres algo tienes que pedírselo a un intermediario, el mismo que te sajará salvajemente por el triste envío.

Conclusión: pagar muchísima cantidad de dinero por algo que la inmensa mayoría no sabría ni entender.

Comprar manga-anime en España

  1. Esto no es vuestro país, señores japoneses. Aquí no es normal ir por la calle y encontrarse carteles promocionales de los nuevos anime de la temporada. Aquí es toda una rareza encender la tele y ver un anime que no se haya distribuido pasando por Estados Unidos. El manga-anime en España es un nicho de mercado, y por tanto poder seguir la afición de forma legal se vuelve más lujo todavía.
  2. Quitando las películas, que sí valen la pena la mayoría, ¿alguien ha analizado el resto de catálogo disponible? Salvo pequeñas excepciones, éste es poco interesante y variado, y la mayoría de series que tienen éxito en Japón no llegan aquí, ya sea por falta de iniciativa, presupuesto, clientes o entendimiento con los productores nipones.
  3. En el caso del manga, que sí está más introducido que el anime, los tomos son caros y, aunque la calidad del papel y la impresión sean superiores a las ediciones japonesas, no puede ser que un tomo español cueste lo mismo que uno japonés. Lo dicho, porque el nivel de vida no es el mismo y eso sólo demuestra la evidencia: que este hobby es costoso, muy costoso.

Conclusión (one more time): lo siento, no tengo tanto dinero y la industria es más endeble que un barco de papel.

De este modo, y a pesar de lo triste que pueda resultar, si quieres estar de lleno en esta afición (y sobre todo, al día) tienes que piratear (entendiéndose por piratear a bajarse manga-anime fan-traducido). No entraré en el tema de que el pirateo de este mercado contribuye al mismo porque creo que eso ya está bastante superado; pero la gente debe comprender que si los fans extranjeros decidimos piratear no es por gusto, sino por simple necesidad (que nadie me malinterprete, por supuesto que podría vivir sin el manga-anime, y en todo momento lo he considerado un lujo; así que se entienda que esta “necesidad” es una simple manera de hablar).

No vivo en Japón, pero desde este país:

  • Se puede ver gratis la gran mayoría de series de la temporada (ya sea por televisión o por streaming tipo Nico Nico Video).
  • El mercado de la segunda mano sí es algo que está muy extendido, y no es una simple vía para deshacerte de la basura que sobra en tu casa.
  • Por un precio bastante bajo se pueden leer varias series de una sentada a través de las revistas de manga.
  • Las bibliotecas son eso, bibliotecas, y en su catálogo incluyen publicaciones del tipo manga-anime.

¿Insulto a la industria? Claro, es que en nivel fácil es mucho más sencillo que en “lunatic”, gente. Por tanto, nos encontramos ante un hobby elitista: o vives en Japón, o sabes japonés o tienes mucho dinero para gastar. En caso contrario, eres un paria (en algunas ocasiones ni con ésas, pues seguiremos siendo gaijin toda la vida).

Yo no tengo la solución al problema (ni ganas que tengo de pensarla), pero creo que una buena forma de empezar es apoyando iniciativas como los streamings gratuitos de Nico Nico Video para que así se animen a hacer más, por mucho que nos duelan los ojos con las traducciones. Porque sería una irresponsabilidad no hacerlo y luego nos quejaremos de lo demonizados que nos tienen en Japón.

Concluyendo: otakus ricos del mundo, ni se crean superiores ni nos hostiguen, porque muchas veces no está en nuestra mano jugar el papel de pobre. Y si no, recuerden a Kuroneko.

Anuncios

4 pensamientos en “Opinión: Por menos de un euro al día, apadrina a un (otaku) pobre

  1. Ciertamente me gustaría ver el anime y el manga más extendido en España. Estaría encantado de gastarme el dinero en “cositas”, pero con lo que cuestan (donde vivo no encuentras un tomo de manga por menos de 35€), no voy a comprar cosas mal hechas sólo por apoyar la industria. Si es que el trabajo de muchos grupos de fansub y scanlation es infinitamente mejor que el que hace “la industria”, y se supone que tienen a profesionales contratados.

    Yo tiro por la vía de aprender Japonés, y ya veré cómo y dónde consigo material. Prefiero tirarme años para conseguir un nivel adecuado de 日本語 antes que pagarles a unos señores que me quieren cobrar cinco mil del ala por una traducción mal hecha.

  2. Yo, que me considero más cercano a Kuroneko (aprovechando el link que dejaste al final), siempre he pensado que la clave está en sacar el máximo partido con los recursos que uno tiene. Por suerte, con un ordenador y una conexión a internet se pueden hacer virguerías :__D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s