Manga: Nausicaä del Valle del Viento

manga-nausicaa-del-valle-del-viento

No, ésta no es Nausicaä, sino Kushana. La otra ya chupa suficiente cámara como para salir en mi imagen de destacada. ALL HAIL KUSHANA!

Ahora sí es en serio: actualizaré mi blog con todo lo que he visto últimamente o no me lo perdonaré. Y, además, resucito hablando de manga. Sí, el fin está cerca.

Nausicaä del Valle del Viento

  • Título original: 風の谷のナウシカ (Kaze no Tani no Nausicaa).
  • Autor: Hayao Miyazaki.
  • Volúmenes: 7 (59 capítulos).

Como a todo ser viviente de este mundo, Studio Ghibli me gusta. De hecho, una de mis películas favoritas es La princesa Mononoke, de esta compañía y del gran Hayao Miyazaki. Con todo, y para ser justos con la verdad, tampoco me considero una fanática del estudio. Por eso, cuando FauSToMaTiC ruló desinteresadamente sus copias físicas de este manga, me apunté al carro movida más por la curiosidad que por otro sentimiento. La película de Nausicaä me gustó en su momento, pero tampoco hizo demasiada mella en mí. Al menos, no más que la susodicha La princesa Mononoke o El castillo ambulante, mis dos cintas favoritas de Studio Ghibli.

Y es por eso, tal vez, que lo haya disfrutado de una manera especial. No hace falta ser prudente y se puede afirmar sin reparos que el manga de Nausicaä supera con creces su versión cinematográfica, y hasta se podría decir que la misma desmerece bastante la obra personal de Miyazaki. Nos encontramos ante ese tipo de historias que, o lees sus raíces, o no se percibe el verdadero peso de su mensaje.

Pero, una vez aclarado este punto, ¿en qué destaca el manga de Nausicaä? Yo me quedo con su diferenciada personalidad, que se transmite a la perfección gracias a su dibujo y a su guión. Nos encontramos ante un obra muy personal y bien narrada, con un mensaje humanista y esperanzador de esos que tanto me gustan. Además, el manga cuenta con un elenco de personajes interesantes y carismáticos, donde destaco a la princesa Kushana, un personaje que parece haber pasado desapercibido debido a la sombra de Nausicaä, pero que realmente brilla con luz propia. De hecho, su papel me parece mucho más interesante que el de Nausicaä de Calcuta, pues este último está tan exagerado y llevado al extremo que pierde credibilidad y humanidad, mientras que Kushana toma sus decisiones desde la debilidad o la inseguridad. Francamente, de los mejores personajes salidos de la mente de Miyazaki, quien siempre nos brinda una serie de avatares femeninos muy dignos y capaces que se alejan del sexismo al que estamos acostumbrados en las producciones japonesas.

En definitiva, un buen manga que ningún fan de Miyazaki puede perderse y que podría gustar a cualquier aficionado de la soft sci-fi.

Por otro lado, cabe destacar que este invierno se emitió junto a Evangelion: 3.0 You Can (Not) Redo el corto “Kyoushinhei Tokyo ni Arawaru”, también de Studio Ghibli, con la participación del propio Miyazaki, el gran Hideaki Anno y Shinji Higuchi. El mismo, una producción “tokusatsu” clásica, cuenta la primera aparición de los “dioses” de Nausicaä. Y, aunque no aporta demasiado a la susodicha obra, al menos sí que es interesante de visionar, sobre todo por sus logradas maquetas y efectos sobre las mismas.

El vídeo es un reportaje de la exposición en la que se proyectó originalmente este corto. En el mismo se pueden ver las impresionantes maquetas que se utilizaron durante su producción.

Nota final en MAL: 9.

Anuncios

Anime: Rebuild of Evangelion: 3.0 You Can (Not) Redo

Anime Rebuild of Evangelion 3.0 You Can (Not) Redo

Img: おか

Tras casi dos meses de espera, los occidentales ya podemos ver (por fin) la nueva entrega cinematográfica de Rebuild of Evangelion, Evangelion Q o 3.0 You Can (Not) Redo (ヱヴァンゲリヲン新劇場版:Q).

Nunca he sido dada a las opiniones que impliquen algún tipo de spoiler, así que simplemente diré que Hideaki Anno, Kazuya Tsurumaki y Studio Khara han conseguido crear una nueva película a la altura de las anteriores. Como fan acérrima de Evangelion, debo decir que este nuevo proyecto me agradó desde el principio y que, tras ver esta tercera parte, estoy más ansiosa que nunca de ver lo que Anno nos tiene preparado para el desenlace.

Es reconfortante ver que un buen proyecto moderno de Evangelion es posible. Y lo es aun más cuando te das cuenta de que Rebuild of Evangelion es, como suele decirse, el mismo perro pero con distinto collar. A pesar de todas las diferencias evidentes, estos filmes mantienen la esencia original de la mítica serie para televisión, y eso es lo que más le agradezco al director Anno.

Es cierto que este último tramo de Rebuild of Evangelion está avanzando muy lentamente, que la tercera película podría haber mostrado algo más, pero estoy satisfecha con lo que he visto; y lo único que le pido al equipo de esta obra es que sean fieles a su espíritu hasta el final.

Personalmente, me han encantado la evolución de Asuka (llegará el día en que implosione por todo el fangirlismo que siento por este personaje) y el papel de Kaworu. Tal vez esperaba un poco más de interacción (que no pairing) entre Asuka y Mari, y lo dicho: un avance más pronunciado en la historia.

Como es lógico, del apartado técnico todavía no puedo opinar, pero en la única versión que hay ahora disponible se puede intuir una animación espectacular.

Ahora, sólo resta esperar a la versión 3.33 (o como quieran llamarla) y, por supuesto, a Neon Evangelion: II.

Anime: Strike Witches

Anime- Strike Witches

Una OVA (invierno 2006, Gonzo), dos temporadas para televisión (verano 2008, Gonzo / verano 2010, AIC Spirits) y una película (primavera 2012, AIC). Esto es todo lo que he completado de Strike Witches (ストライクウィッチーズ), la franquicia de Humikane Shimada sobre leyendas de la II Guerra Mundial convertidas en niñas monas que enseñan las bragas y luchan contra una misteriosa entidad extraterrestre. O algo así.

La razón por la que me dedico a ver animes como éste, aun sabiendo de antemano que se tratan de obras mediocres cuando menos, es que Strike Witches es una franquicia popular y que siempre ha dado mucho que hablar. Una razón como otra cualquiera, al fin y al cabo.

Pero, una vez visto todo Strike Witches, ¿qué opinión personal me merece la saga? Primero, me gustaría resumirla para dejar bien claro de qué estamos hablando.

Strike Witches - I watch it for the plot

Ok.

Strike Witches es fanservice. En concreto, fanservice de niñas que apenas alcanzan la mayoría de edad, encontrándose gran parte del reparto entre los 13-16 años. Pero este dato es irrelevante, lo importante es que:

Strike Witches - I watch it for the plot

No exagero cuando digo que este anime es un proyecto creado por y para el fanservice. En cada episodio nos encontramos con escenas de baños, de planos sugerentes o de cámaras que, misteriosamente, siempre acaban enfocando los cuartos traseros de las protagonistas. Por no mencionar el marcado fetichismo de este anime con las bragas, detalle que roza lo absurdo.

Ahora bien, no se puede decir que un anime sea malo o bueno por la cantidad de fanservice que desprende. Ahí entran los gustos de cada uno y de lo que se busque a la hora de ver la obra. Y si digo esto es porque (curiosamente) lo peor con diferencia de Strike Witches es su película, donde hay muchísimo menos fanservice. Así pues, ¿qué nos ofrece la trama de esta franquicia? Entre poco y nada. Aunque es cierto que, tal y como se presenta la historia, ésta tendría varios recursos interesantes que explotar, entre las dos temporadas de televisión y el filme apenas se avanza en la trama, reafirmando así que lo único que da vida a Strike Witches es su fanservice.

Sin embargo, lo que sí puedo decir que me ha atraído de este anime han sido sus guiños y referencias a la II Guerra Mundial. Una isla perdida en un mar de (amagos de) niñas monas que enseñan chicha y juegan a la guerra, pero ahí queda el matiz.

En definitiva, creo que Strike Witches podría haber sido un anime que me hubiese entretenido si no se hubiera obviado tanto el guión y no tuviera un fanservice tan exagerado. Nada nuevo bajo el sol (lo peor es que auguro que durante este año anunciarán una nueva temporada o algo del estilo).

Nota final (general): 4.